Estamos viviendo tiempos de incertidumbre con la pandemia del COVID-19; esta es una verdad para casi todos, incluyendo a los propietarios de negocios. Las personas están obteniendo información de muchos lugares diferentes, pero parece que prácticamente todos están de acuerdo en que el distanciamiento social es fundamental para ayudar a frenar la propagación del virus.

El objetivo es frenar la propagación de la enfermedad, “aplanar la curva” para que las organizaciones de atención médica puedan brindar atención a todas las personas que la necesitan.

10 tácticas para adaptar tu negocio al distanciamiento social

Ya sea que tengas una pequeña empresa de servicios –por ejemplo una consultora o un despacho de contabilidad–, que dirijas una empresa de alto perfil o incluso que seas dueño de un restaurante o cafetería, queremos compartirte 10 acciones que pueden ayudarte, así como a tus clientes y a la comunidad en general, a mantenerse más seguros.

  1. Brindar información a tus clientes y empleados sobre el distanciamiento social.
  2. Evitar el contacto físico directo.
  3. Posponer eventos a gran escala o transmitirlos por internet.
  4. Reemplazar las conversaciones en persona por las virtuales.
  5. Permitir a tus colaboradores trabajar de manera remota.
  6. Habilitar la planificación flexible.
  7. Crear espacios adicionales en ubicaciones físicas.
  8. Recurrir a los servicios en línea cuando sea posible.
  9. Reducir el manejo de efectivo.
  10. Escalonar el flujo de clientes.