El COVID-19 ha llevado al mundo a mantenerse en estado de aislamiento. Independientemente del nicho o sector al que pertenezcas– como propietario de una pequeña empresa, este es un momento difícil.

La tecnología ha mejorado la forma en que los gente  de hoy en dia gestionan sus negocios ahora más que nunca y se mantienen conectados con sus clientes. La capacidad de conectarse con los clientes de forma remota ha permitido implementar horarios de trabajo flexibles. Al otro lado de la moneda, la tecnologia ha permitido a los compradores y vendedores a diseñar una guía confiable que facilite los procesos de trabajo.

Aquí hay algunas medidas que puedes seguir para mantener abiertas las líneas de comunicación entre tus clientes y tú.

Email: Los correos electrónicos, bien elaborados y oportunos, ayudarán a proporcionar a tus clientes una visión general sobre el estado comercial de tu empresa, así como a compartirles tus planes o iniciativas internas y cualquier otra información clave que les ofrezca un valor personal. Asegúrate de que todos tus mensajes incluyan información de contacto actualizada, de brindarles actualizaciones periódicas y permitir que los clientes respondan directamente a tus comunicaciones para que mantengan la conversación.

73% de los consumidores prefieren recibir correspondencia por correo electrónico si proviene de las marcas y empresas, en comparación con otras formas de comunicación.

Redes sociales y chat: Mantente activo en redes sociales, permitiendo que tus clientes y otros propietarios de negocios conecten contigo y te dejen mensajes.Desde Facebook Messenger hasta Snapchat y WhatsApp, mantener una línea de comunicación abierta es fundamental en esta época. También asegúrate de incluir enlaces a tus perfiles de redes sociales en otros canales de comunicación, por ejemplo en tus emails, publicaciones de blog, sitio web, etc.

Comunícate con los clientes en las redes sociales donde recibas más interacciones, programa sesiones de video en vivo, configura grupos comunitarios y, lo que es más importante, mantente receptivo en todo momento.

Línea telefónica dedicada: Particularmente durante la época de distanciamiento social, es posible que tus clientes quieran hablar con una voz ‘amigable’ o conocida, por lo que, incluso si tu negocio está cerrado en un sentido formal, tal vez sería bueno que lances una línea telefónica secundaria para reenviar las llamadas que recibe tu negocio. Esto podría ayudarte a mantener contacto con tu audiencia durante estos tiempos inciertos.

Tomar medidas personales adicionales como esta, te ayudará a fomentar la lealtad del cliente, lo cual es esencial para cualquier negocio en este momento, independientemente de tu nicho o industria.