Chat with us, powered by LiveChat

Una opción sostenible llena de oportunidades para la industria gráfica

El calentamiento global provoca el derretimiento  de los glaciares, el aumento del nivel de mar, la sequía de selvas, la lucha de la flora y la fauna por seguir el ritmo actual. El aumento considerablemente alto de temperaturas en los últimos años como resultado del efecto invernado. Este efecto es provocado por las emisión de gases que retienen el calor y medidos por la huella de carbono, que toda actividad industrial provoca.

En los últimos años,  a causa de las diversas campañas ambientales que fomenta la disminución del uso  de la bolsa de plástico, la bolsa de papel ha ido  obteniendo  una mayor demanda. Por lo que, en la actualidad muchos comercios , sobretodo aquellos con una visión ecológica, han implementado el uso de bolsas de papel.

A pesar de que a lo largo de todo su ciclo de vida tiene huella de carbono negativa grandes bosques que se repueblan de manera continua. Estas plantaciones especiales, para la fabricación de fibra de papel, se han vuelto en un gran sumidero de dióxido de carbono y una manera de frenar el cambio  climático.

Este tipo de empaque de materias  primas renovables, es también reutilizable al poder ser capaz de soportar varios usos, biodegradables ya que puede descomponer de manera natural y reciclable puesto que es procesado para crear nuevas bolsas u otros productos.

Ahora bien, la bolsa del papel también presenta para las impresas de impresión, diseño, publicidad y embalaje nuevas e innovadoras oportunidades. pues son muy personalizables, pudiendo fácilmente imprimir  sobre ellas,  y al variar el formato, grande o pequeña, con o sin asa, con o sin accesorios…además una herramienta de comunicación eficaz y económica.

fuente: bazargráfico.com