El hecho de que una taza de papel, sea de papel, no quiere decir que puede ser fácilmente reciclable. Y es que, para poder tener la capacidad de contener líquidos posee una barrera plástica, la cual vuelve su reciclaje en algo complicado, mucha veces incluso no posible.

La actual demanda de los consumidores por alternativas sostenibles, a hecho que las marcas se preocupen por encontrar los materiales más sostenibles para sus empaques, al mismo tiempo que exigen a sus proveedores de materiales que estos sean lo más fácilmente reciclables.

Metsä Board, un productor europeo de cartones de fibra fresca de primera calidad, incluidos cartones plegables, tableros, de servicios de alimentos y kraftliners blancos, presentó una alternativa de cartón con una barrera media contra la humedad y la grasa que no contiene plástico, Metsä Board Prime FBB EB.

Es un cartón de barrera ecológica más ligero del mundo. Recomendado para su uso en servicios de comida, comida fresca, comida seca, alimentos congelados y otros usos finales que requieren propiedades de barrera, ya que es seguro para el contacto directo con alimentos. Por tanto, lo convierte en una excelente opción para tazas, platos y otros empaques para llevar, así como para empaques de alimentos congelados.

Esta seguridad se debe a que se encuentra hechos de fibras frescas procedentes del norte de Europa, completamente rastreables y puras, sin fluoroquímicos ni abrillantadores ópticos (OBA). Promociona una experiencia atractiva, ya que es el cartón sin OBA más brillante del mercado, con una excelente capacidad de impresión en ambos lados. Al ser un cartón 100% libre de plástico, no requiere separación y es adecuado para las corrientes normales de reciclaje de cartón.

“El embalaje es una necesidad, para la distribución y seguridad de los alimentos, así como para evitar el desperdicio de alimentos. El embalaje de cartón hecho de materiales renovables es una opción sostenible. Con un mayor desarrollo de las propiedades de barrera del cartón, ahora proporciona una solución para un mayor número de aplicaciones. Nuestro cartón de barrera ecológica sin plástico ofrece muchas oportunidades para el envasado de alimentos y servicios alimenticios, así como otros usos finales donde se necesitan propiedades de barrera”, dice Katja Tuomola , Directora de Desarrollo de Negocios, Metsä Board.

Además de ser ideal para embalajes de alimentos, también lo es para la creación de embalajes de apelan a los sentidos y complementan la marca, como los que solemos encontrar en las industrias de la belleza, salud y tecnología.