Chat with us, powered by LiveChat

AIR-INK es una tinta compuesta de partículas de contaminación del aire, es decir, todo ese hollín que sale de los tubos de escape de los automóviles, chimeneas y fábricas.

Formulada por laboratorios Graviky, una empresa emergente india formada por graduados del MIT Media Lab, es la primera tinta fabricada sin crear más contaminación, sino que en vez de eso toma la misma contaminación ya acumulada en el aire.     

Su proceso de creación comienza a través de un dispositivo desarrollado por ellos mismos, llamado KAALINK, que captura el hollín del aire que luego es sometido a varios procesos de eliminación de metales pesados y carcinógenos dando como resultado un pigmento rico en carbono y seguro de usar.     

Actualmente se encuentra aún en investigación y desarrollo avanzado, y solo está disponible a través de colaboraciones con artistas y compañías de impresión.

graviky.com