Chat with us, powered by LiveChat

PRESIÓN SOBRE COSTOS
Los propietarios de marca quieren empaques mejores, más rápidos, más personalizados, más seguros, pero no quieren gastar más. El costo de una caja determinada no debe ser más alto de lo que es hoy.

El coste global de la producción de envases se ven afectados por tres elementos clave: calidad, productividad y costos. Estos tres factores son muy importantes y no deberían considerarse por separado, sino en toda la cadena, desde el diseño hasta la impresión, la conversión y el envasado. En BOBST están integrando la impresión digital, los controles de calidad y la conversión con cero fallos en toda la cadena de modo que los clientes puedan contar con la máxima calidad al menor precio.

SOSTENIBILIDAD
Es una cuestión que no se puede pasar por alto. La producción de embalajes va a tener que procesar sustratos más avanzados, materiales más finos y diseños más exigentes, todo ello con la misma productividad, mayor flexibilidad y con el mismo coste. Una gestión de residuos ideal conlleva ideal conlleva a un embalaje con cero fallos. La capacidad para gestionar pedidos reiterados y cambios en las disposiciones legales también se añadirá a la parte alta de la lista de requisitos. Y con respecto a la sostenibilidad, no hay que perder de vista el futuro.

FORMACIÓN DE LA PLANTILLA Y DOTACIÓN DE PERSONAL
La contratación en este sector puede suponer un reto: escasea un personal cualificado que comprenda perfectamente los requisitos del sector, un sector en ocasiones percibido como menos atractivo que otros. La transición a nuevas soluciones digitales en toda la cadena de producción mejorará el atractivo de la producción de embalajes. El grupo Bobst se enfrenta al mismo reto. Por ello trabajan en colaboración con universidades y centros educativos. Además, promocionando la formación en prácticas pueden ayudar a sus clientes a prepararse para los retos del mañana.

SERVICIOS
Este apartado no se refiere al servicio de reparación de una máquina determinada, sino a la relación cotidiana que se requiere con los proveedores. Con la llegada del internet de las cosas, cada vez hay más equipamiento conectado directamente con los fabricantes y el mantenimiento preventivo ha dejado de ser ciencia ficción. En BOBST disponen de una amplia gama de servicios que engloban todo el proceso de impresión y conversión. Con más de 125 años de excelencia y experiencia al servicio de sus clientes en todo el mundo, les permite incrementar el tiempo productivo, prolongar la vida útil de sus equipos, optimizar la calidad de la producción y los costes y obtener un mejor retorno de la inversión global.

El objetivo de BOBST no es predecir el futuro, sino analizar constantemente los retos venideros para adaptar la producción de embalajes de la mejor manera posible.

fuente: bobst.com