Hoy día es común encontrar centros de almacenaje y distribución que brindan servicios logísticos a las empresas del giro farmacéutico. Si bien estos centros también llamados unidades de servicios logísticos no son fabricantes de materiales de empaque y embalaje, sí son usuarios de los mismos para proporcionar la correcta protección de los medicamentos al momento de su almacenamiento, embarque y transporte.

La industria farmacéutica en sus productos bajo prescripción médica se caracteriza por tener diseños de envases simples y económicos debido al control de precios, ya que, el porcentaje que representa el empaque llega en muchos de los casos hasta en un 50% del costo del producto. Sin embargo, en los últimos años la línea de medicamentos OTC (sin receta médica) se ha esforzado por implementar empaques secundarios con mayor presencia de imagen en sus anaqueles, como su nombre lo indica, son productos que se venden solos a la vista del consumidor y bajo fuertes campañas mercadológicas en diversos medios de comunicación. Sea cualquiera de estas vertientes que manejen los centros de almacenaje y distribución es muy importante mantener en perfecto estado las mercancías.

Las mercancías que generalmente se reciben en las unidades de servicios logísticos 3PL  presentan materiales primarios de vidrio, botellas o frascos de HDPE, sistema blister pack o jeringas de plástico, etcétera. Todos ellos contenidos en su mayoría en cajas de cartón sulfatado con impresiones de una a cinco tintas.

Para transportar este tipo de productos, las unidades de servicios logísticos siempre consideran el total, es decir, todos aquellos aspectos del sistema de distribución: partiendo desde la línea de embalaje y almacenamiento en la planta del cliente, pasando por su estancia en el almacén de distribución hasta su embarque vía terrestre o aérea y llegada al cliente pero sin olvidar que es de suma importancia que como proveedores externos se haga énfasis en los costos relacionados al manejo, almacenamiento y transportación, ya que por tratarse de productos de alto precio, por ejemplo si el embalaje es mayor de lo que en realidad debe ser, los costos en las tres áreas serán más altos de lo necesario y es probable un efecto negativo mayor aún en la utilidad que con costos de embalaje más altos para un embalaje menor y ligero.