Chat with us, powered by LiveChat

¿Conoce cuáles son los tipos de empaques? ¿Conoce los riesgos a los que está expuesto un medicamento?

Todos los medicamentos, una vez que han sido elaborados, deben ser sometidos a una serie de operaciones, conocidas genéricamente como operaciones de acondicionamiento, para que puedan llegar al usuario en condiciones óptimas de estabilidad, seguridad y eficacia.
El empaque de medicamentos suele ser un tema de suma importancia, esto se debe a que su funcionamiento se basa en resguardar y proteger el producto de posibles imperfecciones en su manipulación, transporte y almacenaje. Esta importancia es fundamental ya que son sustancias o compuestos que están en contacto con la salud del ser humano.
Mientras que en los medicamentos es indispensable que el empaque tenga la fecha de caducidad, debido a que un medicamento caduco no solo pierde su eficacia si no puede intoxicar o provocar efectos secundarios a la persona que lo ingiera.
Por lo general, tanto los empaques de cosméticos como de medicamentos poseen tres tipos de embalaje:
  • El envase primario, el cual se encuentra en contacto directo con el producto.
  • El envase secundario, es el que contiene el primario suelen ser cajas de suma resistencia.
  • El envase terciario este tipo de envase se utiliza para transportaciones en masa, es decir, contienen las cajas o envases secundarios con el fin de no ser dañados en el transporte y almacenamiento.
Existen riesgos de tipos físico o mecánico que pueden sufrir los medicamentos; por mencionar algunos: golpes, caídas, presiones, entre otros, pero existen factores de riesgo que pueden ser minimizados por medio del empaque, tales como:
  • Humedad: puede producir ablandamiento o endurecimiento en el producto.
  • Temperatura: produce un deterioro de los productos, aceleran las reacciones degradativas y la evaporación de disolventes.
  • Luz: una amenaza para aquellos productos que sufran foto degradación, además de que se puede experimentar una decoloración.
  • Gases atmosféricos: el oxigeno da pie a la oxidación de ciertas sustancias.