Chat with us, powered by LiveChat

Sans Forgetica es una fuente diseñada utilizando la psicología cognitiva para ayudar al usuario a recordar mejor sus notas.

Para crear este tipo de  letra con una dificultada óptima y deseable para la memoria, un equipo multidisciplinario  conformado por el profesor de la universidad de RMIT y reconocido  tipógrafo Stephen Banham, y un grupo de científicos del RMIT Behavioral Business Lab en Melbourne, Australia, probaron y refinaron una serie de diseños tipográficos.

Sans Forgetica es más difícil de leer que la mayoría de los tipos de letra, eso se debe a su diseño incompleto  que hace uso de la ley de cierre Gestlat, que vuelvan a sus letras apenas reconocibles a primera vista. Esto hace que el cerebro acelera su marcha para completaras y dar como resultado una «dificultada deseable»

La «dificultad deseable» que experimenta el usuario cuando lee información formateada en esta tipografía hace que el cerebro del usuario se involucre en un proceso cognitivo más profundo  que lleva a una mejor retención de la memoria.