Si ahora estás pensando en qué caja de cartón es la ideal para ti, tomando en cuenta el tipo de canal y su respectivo grosor, tienes que tener claro qué es lo que deseas embalar. No sólo se trata de saber qué objeto, sino que debes considerar aspectos como:

  1. Si el producto es frágil o no.
  2. Si el producto es pesado o ligero.
  3. Si usarás la caja para enviar o almacenar algo.
  4. Si tendrás que apilar varias cajas.

Cada tipo de caja te ofrece una ventaja particular teniendo muy en cuenta el peso, el transporte y el apilamiento, porque no es lo mismo embalar ropa, libros y otros productos más ligeros, a querer guardar un costoso jarrón de porcelana china o tus botellas de vino.

Imagínate que necesitas enviar tus productos al otro lado del mundo: Deberías tener en cuenta si el transporte es por tierra, mar o aire; si va en un muelle de carga apilada con otras cajas; si deberá almacenarse durante días, semanas o incluso meses; si está paletizado o no; si existe mucha humedad o cambios de presión.

Todo ello, puede influir sobre la decisión de qué grosor debe tener una caja de cartón.

Nuestras cajas de cartón de canal simple son ideales para productos ligeros o portantes hasta 20kg gracias a su compresión vertical y ofrecen una perfecta adherencia a la cinta adhesiva de embalaje. También, pueden servir para el envío de productos de menor tamaño y poco frágiles como, por ejemplo: documentos y productos preenvasados.

Si, en cambio, necesitas una caja para embalar o proteger productos más pesados, frágiles y no portantes de hasta 70kg, tu mejor opción es elegir las cajas de cartón de canal doble y así asegurarte de que todos los productos que desees enviar o almacenar estarán dentro de una caja con propiedades más resistentes.

Si buscas solidez y firmeza en una caja, lo mejor es optar por una caja de cartón de canal triple. Este tipo de caja es idóneo para soportar carga más pesadas de hasta 350kg de peso ya que posee una triple protección para embalar/proteger productos pesados, frágiles y voluminosos. Además, son excepcionales para adaptarse a las condiciones de expedición más duras y permite el almacenaje de productos por un largo tiempo.

En cambio, si buscas una caja ligera, resistente y que te proporcione un ahorro de espacio; tu mejor opción serán las cajas de cartón de micro canal.