Si alguna vez te has hecho esta pregunta, comenzamos por decirte que el grosor de una caja de cartón depende del tipo de canal del cual se compone. El espesor de la caja puede ser entre 2 y 15 mm, por lo general.

Cada tipo de canal, posee un grueso particular, que permite clasificar las cajas según tres tipos específicos:

  • Micro Canal: Son cajas más sencillas, cuyo espesor aproximado es de 2mm
  • Canal Simple: Son cajas más universales, que se componen de un solo canal que cuenta un grosor aproximado de 5mm*
  • Canal Doble: Son cajas mucho más resistentes, cuya base de dos canales posee un grueso aproximado de 7mm*
  • Canal Triple: Son las cajas más resistentes y al poseer tres canales con un grosor aproximado de 15mm*, ofrecen un protección excepcional y óptima.

Es importante saber que el cartón ondulado (o con canales) es la base de la gran mayoría de los embalajes de cartón y se compone tanto de una cubierta exterior, una hoja de papel ondulado, como de una cubierta interior. Si el cartón posee dos o más canales, existe como mínimo dos hojas de papel (cubierta interior + cubierta exterior) unidas mediante una capa intermedia.

Si deseas observarlo con más detalle, aquí puedes ver cuál es, por ejemplo, la estructura básica del cartón de canal simple:

La cubierta exterior e interior del cartón con canales suelen estar sometidos a diversas exigencias, ya que es un material resistente ante cualquier acción externa, posibles daños y además, debe permitir el apilamiento de las cajas y  poder imprimir encima.

Entre los beneficios y propiedades de usar el cartón ondulado tenemos que:

  • Es fácil de trabajar.
  • No es pesado.
  • Usa menos materiales.
  • Posee buena resistencia.
  • Ofrece protección óptima contra el desgaste por su efecto amortiguador.
  • Buena permeabilidad al aire.
  • Retiene la humedad.
  • Completamente personalizable ya que se puede imprimir.
  • Es reciclable.