Alguna vez te has preguntado cómo se hace el cartón. El cartón es uno de los materiales más utilizados hoy en día, puesto que ofrece grandes beneficios tanto a los usuarios como al Medio Ambiente. Es muy económico, motivo por el cuál es tan usado. Por otra parte, es muy ligero, por lo que sirve para el envío de productos, entre otros, sin afectar al coste final del transporte.

Cómo se hace el cartón: Proceso existe una amplia variedad de formas y tamaños de cajas de cartón. La gran mayoría de cajas de cartón corrugado tienen 3 componentes básicos en su estructura:

Una hora de papel ondulado (conocido también como flauta) aprisionado entre dos hojas de papel juntas que forman el cartón corrugado (con las ondulaciones de cartón).

Paso 1: Máquina de corrugado. Una vez fabricado el papel en formato de bobinas, éste pasa por una máquina con rodillos pesados (que puede llegar a ser de 91m de largo). Los rodillos tienen dos funciones principales: primero unos rodillos cumplen la función de precalentamiento.

Después, el papel, ya previamente calentado, se encuentra con unos rodillos con estrías o rebordes que doblan el papel para convertirlo en cartón corrugado (llamada onduladora). Gracias a éstos últimos, el papel consigue la ondulación.

Paso 2: El encolado. Cuando el papel ya tiene las ondulaciones, se pone entre dos hojas de papel kraft. Es en este proceso donde se realiza el encolado. Éste se desarrolla mediante un conjunto de rodillos y cola de almidón. Con la finalidad de poder fijar las hojas de papel kraft al papel ondulado.

Por último, el cartón (es decir, el papel corrugado con las dos hojas de papel kraft), pasa por unos rodillos para que quede todo correctamente fijado.

Paso 3: Troquelado. El troquelado es el proceso por el que se corta el cartón con la forma que se quiere adquirir de la caja. El troquel es un molde personalizado según el modelo de caja con unas cuchillas que permite obtener el tamaño de caja que se desee. La troqueladora ejerce presión al troquel con el fin que éste corte sin problemas la plancha de cartón.

Así pues, el troquelado puede ser de dos tipos diferentes:

Troquelado rotativo: El troquel en este caso es semicircular e incide de forma oblicua sobre la plancha. En este caso la tolerancia en el corte puede alcanzar a los dos milímetros. 

Troquelado plano: El troquel es plano e incide perpendicularmente sobre la plancha. De esta forma, se consigue un corte preciso.

Paso 4: Plegado, pegado y grapado. Según las especificaciones del embalaje, las máquinas de pegado administran cola en diferentes puntos de la plancha de cartón. Y, posteriormente, se procede al plegado de éstas. Quedando finalmente la forma de caja. Cabe destacar que, algunas cajas de grandes dimensiones, además del pegado, también se grapan con el objetivo de reforzar la unión de las planchas.

Paso 5: El proceso de calidad. El último paso es controlar la calidad de los papeles kraft, del papel corrugado, del encolado y que el acabado esté perfecto. De esta forma, se garantiza que las cajas de cartón cumplen con las garantías del fabricante y con las expectativas del cliente final.